martes, 8 de abril de 2014

108. INVESTIGAR LAS CAUSAS Y EVITAR LA MEDICACIÓN EN EL TDA-H


Testimonio tomado de la página de PILAR VERGARA

A quien pueda interesar:

A través de estas líneas, solo pretendo contar mi experiencia (mejor dicho, la de mis hijos), después de que los mismos hayan finalizado su terapia visual:

Soy madre de 2 niños, de 14 y 12 años de edad respectivamente. Los dos han sido diagnosticados de TDA, la mayor con hiperactividad, y el menor, sin ella. Con ambos he tenido problemas de consideración en el colegio, afortunadamente sin fracaso escolar, pues tengo la suerte de que los dos son inteligentes y aprenden casi del aire, pero ello no ha impedido que en el cole se hayan visto relegados como los malos, traviesos, molestos, etc.… en el caso de mi hijo, con 9 años, le calificaban como el ”vago-revago”. Obvio decir como estaba la autoestima de mis hijos…, por los suelos.

Después de acudir a un gabinete psicológico con mi hija mayor (entonces tenía 9 años), de rellenar unos cuestionarios (padres y profesores) completados cuando más cabreada estaba con la situación, y de pasar la niña unos Test DSM, fue diagnosticada de TDAH. Al día siguiente ya le había prescrito medicación (Concerta). Lógicamente, comencé a darle la medicación, pensando que servía la solucionar un problema. Con el tiempo observé que sólo servía para mitigar y camuflar algunos síntomas (sobre todos el exceso de actividad física) pero continué medicándola por prescripción médica.

Poco tiempo después empezaron a surgir los problemas con mi hijo (en torno a los 8-9 años), actué de forma diferente (ya se sabe, de los escarmentados nacen los enseñados…). También fue diagnosticado de TDA (sin hiperactividad), a través de los cuestionarios y test DSM. Pero en este caso actué de forma diferente: me dediqué a buscar las causas del problema y soluciones, y no me fijé tanto en los síntomas.

Después de dar muchas vueltas, tuve la suerte de dar en mi ciudad (Albacete) con una Optometrista Comportamental que profundizó en los problemas de mi hijo, evidenciando la necesidad de una terapia visual que después se complementó, a raíz de una consulta con un prestigioso Neurólogo catalán (Dr. Ferré), con un tratamiento para integración de reflejos y estimulación del cuerpo calloso del cerebro para tratar el problema de lateralidad que se evidenciaba como causante de base. Todo se complementa con tratamiento psicológico para mejorar la autoestima del niño, ejercicios de atención y favorecer sus relaciones sociales, pues no olvidemos que a los 10 años la autoestima del niño era prácticamente inexistente, hasta el punto de adoptar la decisión de cambiarle de colegio, lo que fue un acierto.

Afortunadamente, la terapia ha comenzado a dar sus frutos y hemos evitado, en el caso de mi hijo, la medicación.

Tal es el caso que, a pesar de que mi hija estaba medicada y obtiene buenas notas en el cole, también en su caso he preferido profundizar en las causas del TDAH para buscar soluciones. Consulte con la Optometrista y con el mismo Neurólogo, quienes, después de muchas pruebas, me confirmaron casi lo que ya sabía: mi hija no tiene TDAH, ni existe motivo para medicarla con anfetaminas a diario (después de tres años de medicación). Tan sólo evidencia un problema de visión muy considerable (y tratable con la terapia visual oportuna), además de un problema de bloqueo probablemente causado por el excesivo estrés que sufrí durante la gestación de mis hijos y en sus primeros años de vida, causado por la pérdida de una hija anterior: los hijos no son ajenos a nuestros miedos y a nuestro estrés, incluso desde el momento de la gestación.

Actualmente, mi hija de 14 años ha finalizado su terapia visual y yo le he suprimido la medicación sin haber notado demasiado cambio en su conducta. En el caso de mi hija coincidimos con la pubertad (etapa idiota donde las haya), pero afortunadamente sus resultados escolares son bastante buenos. Incluso se percibe en ella un interés por la lectura que yo daba por descartado incluso estando medicada.

Espero que este testimonio resulte útil a otras personas que, como yo, estarán dando tumbos de un sitio a otro, e incluso medicando a sus hijos con cierto reparo. No duden en investigar las causas, probablemente encuentren algo que puedan solucionar y evitar una medicación que sin duda, a la larga, tendrá sus consecuencias…

Un saludo,

Antonia Martínez. Albacete.

martes, 4 de marzo de 2014

106. UNA MADRE AGRADECIDA

 
Soy madre de tres niñas. Mi segunda hija tuvo un embarazo traumático, pensaban que moriría. Finalmente nació prematura y permaneció bastantes semanas en una incubadora de la UCI con respiración asistida. Después se saltó las etapas de suelo (reptado y gateo) ya que le regalamos un andador con 7 meses pensando que así podría moverse por la casa y explorarlo todo.
Ahora lo veo todo claro pero cuando comenzaron los problemas yo no sabía que el embarazo y los primeros meses de la vida de ella habían sido decisivos en su desarrollo.
Sus primeros problemas se manifestaron en el lenguaje. Con 3 años casi no hablaba y lo que decía no se le entendía apenas. La llevamos al pediatra y nos dijo que era pronto, que dejásemos que madurara, que se arreglaría solo. En el cole también la valoraron y nos dijeron lo mismo, que esperásemos. Pero nosotros sabíamos que algo no iba bien ya que nuestra primera hija a los 2 años hablaba mucho mejor que ella. Además era emocionalmente muy insegura y bastante torpe al moverse. A los 4 años fuimos al otorrino para que valorara su audición y era perfecta, luego nos mandaron al foniatra que dijo que tenía dislalia y nos derivó al logopeda 1 hora a la semana durante 2 años. Mejoró un poco pero seguíamos sin comprender bien lo que nos decía. La niña empezó a ir mal en el cole, confundía las letras en los dictados, invertía los números, se saltaba las líneas al leer, no distinguía la derecha de la izquierda y seguía siendo muy infantil para su edad. No sabíamos qué hacer, no queríamos esperar más pero ni la foniatra, ni la logopeda ni el pediatra nos ayudaban.
Buscando en internet dimos con ESTIMULARE. Cuando Rafael Díaz evaluó a la niña durante 5 horas interminables y nos dijo que tenía un trastornos del procesamiento auditivo, una lateralidad  no definida y 5 reflejos primitivos retenidos entre otras cosas, respiramos aliviados. Está mal el decirlo pero sabíamos que la niña tenía algo y el resto del mundo nos tomaba por locos.
Enseguida empezamos con la terapia. Nuestra hija ha hecho Tomatis, la terapia rítmica interactiva y estamos con la terapia de movimientos rítmicos. Además Rafael nos aconsejó que visitáramos primero de todo a un osteópata craneosacral y antes de la terapia de movimientos rítmicos nos dijo que fuésemos a un optómetra comportamental. Lo bueno de este centro es que te miran a la niña de arriba a abajo y te dicen dónde debes acudir porque están al tanto de las terapias que mejor te pueden ayudar.
Lo primero que hemos notado es que ha aprendido a decir que no y tuvo la etapa de rabieta que no había tenido con 3 años lo que le ha supuesto un gran avance en lo emocional. Estaba más tranquila, dormía mejor y se le entendía más al hablar. Se relacionaba mejor con sus compañeros. La niña ha afianzado su lateralidad diestra y ya escribe mejor. En los dictados ya no confunde los fonemas f y k, o los t y p, ha empezado a discriminarlos.
Lo más importante es que ella ha mejorado su autoestima porque se creía que era tonta. Recuerdo cuando Rafael le dijo un día ¿Cuántas veces has pensado que eras tonta? Y la niña se echó a llorar. Ahora es una niña feliz que, aunque le queda todavía mucho camino por delante, siente que es capaz de cualquier cosa que se proponga.
Espero que este testimonio les sirva a otros padres que como nosotros se sienten incomprendidos por el sistema sanitario y educativo tan rígido que tenemos.
Gracias ESTIMULARE,
Firmado por una madre agradecida

jueves, 13 de febrero de 2014

105. LA LENGUA DE SIGNOS: UNA OPORTUNIDAD PARA MEJORAR LA COMUNICACIÓN



Unas horas antes de salir  desde su nacimiento con mi pequeño Valiente, y después de haber estado ingresado casi 90 días en el hospital. El otorrino  me dijo las siguientes palabras:
-  Creo que tu hijo sufre  hipoacusia neurosensorial bilateral como consecuencia de haber tomado medicamentos ototóxicos.Dentro de seis meses   le operemos y le pondremos un implante coclear, con lo que solucionaremos el problema.

De repente la alegría por irnos del hospital, se esfumó. Me acababan de echar de un jarro de agua fría de realidad, salíamos del hospital pero con secuelas.
A los pocos días  cuando Valiente inició sus sesiones de fisioterapia  descubrimos que además del problema de audición  también sufría  otra secuela  la hipotonía muscular.

Después tanto luchar, yo no estaba dispuesta a que mi bebe  se tuviera que conformar  con vivir con secuelas.
Valiente es un gran luchador, ya  había demostrado que nada le pararía.

Fue en este momento cuando iniciamos nuestro caminar, en búsqueda alguna solución, cuando comenzamos a descubrir  e  utilizar todo tipo  de terapias incluidas  las llamadas alternativas.
A lo largo de estos años hemos probado con homeopatía, kinesiología, osteopatía, musicoterapia, método tomatis, integración sensorial, psicomotricidad,  fisioterapia método bobath, psicomotricidad, psicólogos infantiles, logopedas y lengua de signos.

Hace poco descubrí  vuestro blog  Padres con alternativas, y me resultó muy interesante leer las opiniones de los padres sobre las distintas terapias  con las que son tratados sus hijos. Hace pocos días he iniciado una nueva aventura abriendo mi propio blog mamadeunvaliente.blogspot.com, en que voy comentando nuestros avances y logros.
Mi experiencia al respecto de las terapias alternativas, es que por lo general  en el caso de Valiente han sido muy positivas. Pero  hay que tener cuidado; hay que  buscar el lugar y los terapeutas adecuados que realmente sean expertos las terapias que van aplicar. También es importante  que sea el momento  para aplicar esa terapia; es decir que el niño este fuerte físicamente para aguantar la terapia; y que el tipo de estimulación que le van a dar sea el  adecuado para el momento evolutivo en el que se encuentra el niño.

En este tiempo también he aprendido que, tanto los papas como los terapeutas deben ir adaptándose a las mejoras del niño. Muchas veces por  tranquilidad, comodidad o por no saber hacerlo de forma diferente, estacamos la evolución del niño, por eso  yo creo que no hay que tener miedo a los cambios e ir utilizando las diferentes terapias que se nos presentan.
Leyendo vuestro blog, me he dado cuenta que no había ningún comentario sobre la lengua de signos. Como os he comentado anteriormente  el otorrino nos comentó que habría que colocarle un implante coclear para que  mi pequeño oyera. Pero mi instinto de madre me decía que mi pequeño oía .Yo siempre les decía a los médicos que mi pequeño tenía un problema en la audición, pero que no era sordo. Tres años después y numerosas pruebas por fin me han dado la razón, la audición de mi pequeño es normal.

Sin embargo, aun no habla , el ultimo diagnostico es retraso en el lenguaje, a causa de retraso madurativo.

Mi pequeño Valiente ya tiene tres años, y tanto él como yo  tenemos la necesidad de comunicarnos. Por eso, hace un año decidí probar con la lengua de signos. Fue una decisión que me costó mucho tomar. Los logopedas que hasta ese momento  lo habían tratado , apenas tenían conocimiento sobre ella. Muchos al ser de  la rama oralista, lo desaconsejaban. Pero de nuevo volví a hacer caso a mi instinto y luchando contra mis miedos, nos apuntamos a clases de lengua de signos, mi pequeño Valiente, mi marido y yo.
Allí descubrimos que Valiente tiene una gran memoria visual, recuerda con facilidad los signos y le ayudan en la compresión del lenguaje. Gracias a la lengua de signos Valiente comprende mucho mejor lo que los demás le queremos decir, y está empezando a comunicarse.

La Mamá de un Valiente

104. ESTAS TERAPIAS ESTÁN CONSIGUIENDO SACAR A MI HIJO ADELANTE Y DARNOS ESPERANZAS


Mi hijo tiene Trastorno Específico del Lenguaje mixto, ahora va a cumplir los 6 años y desde los dos años y medio lo llevamos a Atención Temprana y al neuropediatra de la Seguridad Social, el niño no atendía, no miraba mucho y no hablaba. Resumiendo todo el periplo de diagnósticos oficiales y no tan oficiales que le han diagnosticado: retraso madurativo, trastorno del espectro autista e incluso retraso mental. Éste último diagnóstico (con el que no estábamos de acuerdo prácticamente nadie de los que conocíamos al niño) fue el que me hizo buscar y buscar hasta descubrir qué pasaba realmente con mi hijo... Una de las primeras cosas fue con 4 años operarlo de vegetaciones y ponerle drenajes en los oídos, Jaime tenía otitis serosa bilateral con una audición de alrededor un 40% ( desde chiquitín había estado con muchas otitis siempre, una detrás de otra, y se dan cuenta que no puede oir bien por los mocos con 4 años!!!!). Ahí empecé a dudar de los médicos oficiales y buscar soluciones por mi cuenta, lo primero que hice fue el protocolo DAN (decían que tenía Trastorno del Espectro Autista, aunque a mí no me quedaba muy claro...) Estuvimos 1 año con el tratamiento ortomolecular y la dieta sin caseína y sin gluten, pero Jaime seguía sin "despegar", sí avanzaba pero muy lentamente.... Cuando Jaime hizo los 5 años y ante la insistencia de Atención Temprana en que mi hijo tenía un trastorno autista y que lo llevase a un colegio donde atendieran a niños con este trastorno (cosa a la que me he negado siempre...), decidí buscar a uno de los mejores psicólogos y logopedas especialistas en lenguaje de España, él me confirmó lo que ya sospechábamos nosotros, Jaime no tenía ningún trastorno autista, tenía un trastorno específico del lenguaje mixto, un gran problema de comprensión y expresión del lenguaje, es un extranjero (que no conoce el idioma) en su propio país ... ¿Qué hacer? logopedia y logopedia y esperar a ver cómo evolucionaba... El niño ya tenía 5 años. Para entonces descubrí la página de Terapias Alternativas de Rosina y empecé a leer testimonios y terapias. Para mí fue clarificador el artículo de "Los tres pilares del aprendizaje", que habla de la vista, oído y psicomotricidad. No lo pensé, en Junio del 2013 hicimos el método SENA, y fuimos a un optometrista que también realiza Terapia de Movimientos Rítmicos, comenzamos con esta terapia (de vista no había nada, un poco los movimientos de ojos)... En octubre del 2013 su profesor que siempre es muy objetivo me dijo que veía que estaba avanzando mucho (dentro de su problema claro), los objetivos que había pensado para él a mitad de curso, ya los había cumplido... Para entonces comenzamos a hacer Integración Sensorial y en Navidades hicimos Tomatis, ayer 5 de febrero de 2014 volvimos a hablar con el profesor y me dice que desde las Navidades ve que ha hecho una mejoría buenísima, que ya construye frases de 5 ó 6 palabras, ha aprendido a leer y comprende lo que lee, que lo ve que está avanzando muchísimo. Él sabe todas las terapias que hacemos (de las cuales no había oído hablar en su vida...) lo conoce desde los tres añitos con su gran problema de comunicación y sabe todo el periplo de atención temprana, la dieta sin gluten y sin caseína y la nuevas terapias que le hacemos y ¡Por fin! ayer nos dijo "desde luego todo el trabajo que estáis haciendo con el niño se está notando muchísimo, creo que habéis tomado el buen camino...". Ya no lo ve como un niño con adaptación curricular significativa, aunque hay muchas cosas que limar y seguir trabajando (lenguaje, atención, lógica matemática) pero estoy segura que con el tiempo y toda la reorganización neurológica que estamos haciendo, eso llegará...¡De hecho ya está llegando!
Aún tengo varios "ases" en la manga: Padovan, seguir con más sesiones de Tomatis (que le está viniendo genial...). Ah! y he decidido llevarlo al Doctor Mombiela del Instituto de Desarrollo Infantil, por si hay algún "cabo suelto" que me estoy dejando...
Se me olvidaba deciros que desde que le diagnosticaron T.E.L. dejé de ir a Atención Temprana, ellos seguían en sus trece con el diagnóstico y con el tratamiento... Lo único que mantengo de la medicina oficial es la logopedia (claro...).
Perdón por la extensión del testimonio, pero es que han sido casi 3 años muy muy intensos y dolorosos, de muchas lágrimas y sentimientos de impotencia y desesperación, hasta que he comenzado a utilizar estas terapias que están consiguiendo sacar a mi hijo adelante y darnos esperanzas a su padre y a mí sobre su futuro...
Un abrazo muy fuerte a todos los padres que os ha tocado luchar duro por vuestros hijos, ¡que tengáis mucha suerte!
Gloria

jueves, 16 de enero de 2014

103. CONSEGUIMOS AGARRARNOS A UNA PEQUEÑA ESPERANZA

 
Nuestro hijo se llama Juan y tiene 8 años. Somos de Soria y aquí casi no hay profesionales que se salgan de lo que es la medicina tradicional. El caso es que desde los 6 años estamos peleando contra el ojo vago que tiene Juan. Llevamos 2 años con parche recomendado por el oftalmólogo y aunque hemos avanzado, no hemos recuperado el 100% de visión. Además, el Dr. que nos ha tratado desde que a Juan le pusieron gafas nos dijo que a partir de los 8 años ya iba a ser imposible recuperar la visión que le faltaba para conseguir el 100%. Con todo esto encima, el profesor de educación física de nuestro hijo nos dijo que Juan igual tenía una lateralidad cruzada, que lo miráramos. Para el tema de la lateralidad, acudimos al centro especialista en lateralidad más cercano para nosotros, que está en Logroño, que es el Instituto del Desarollo de la Lateralidad Infantil. En este centro, además de estudiar la lateralidad de Juan, nos animaron a probar otros métodos para solucionar su vista, nos insistieron en seguir hacia adelante y no rendirnos. Lo que primero nos recomendaron fue que acudiéramos a un optometrista comportamental. Es lo que hicimos, pero como teníamos que acudir a visita cada semana, para nosotros era muy pesado ya que nos teníamos que trasladar hasta Logroño y encima, como somos obreros en una fábrica de aquí de Soria, no nos podíamos permitir el faltar tanto al trabajo. Al final, en el centro de lateralidad nos buscaron otra solución. Nos recomendaron realizar un tratamiento de craneosacral y acupuntura aquí en Soria, en el Centro de Terapia China Tradicional. Al principio estábamos un poco escépticos con este tratamiento para recuperar la vista de Juan, pero al final, en tres meses, podemos decir que ha conseguido recuperar el 100% de la visión. En este centro nos indicaron que cada cuerpo es distinto, y tras analizar a Juan en una máquina, creo que se llama de biofeedback o algo así, nos dijeron que veían posibilidades de que Juan sí que pudiera recuperar su vista. Además, este tratamiento, aunque vaya a solucionar la vista, se ocupa de todos los desajustes que pueda tener una persona. Por este motivo, hemos notado en Juan otras mejorías como más madurez a la hora de hablar, menos genio, las pesadillas nocturnas que tenía casi han desaparecido,... Ahora seguimos con el tratamiento de la lateralidad en el Instituto del Desarrollo de la Lateralidad Infantil de Logroño. Aquí, nos es más cómo trasladarnos porque nos mandan a visita cada 2 o 3 meses, mientras tanto, nos mandan el tratamiento para que lo hagamos nosotros en casa, bajo su supervisión y vamos viendo progresos que es lo importante.
Este es el motivo por el cual quería contaros nuestra experiencia, porque cuando estábamos estresados sin ver salida por ningún sitio, conseguimos agarrarnos a una pequeña esperanza que al final se convirtió en realidad. Además de mostraros la acupuntura con craneosacral que le hicimos a mi hijo y con la que conseguimos recuperarle la vista después de que la oftalmología nos había hecho perder todas las esperanzas.
Muchas gracias por permitirme contar mi historia.
Un saludo,
Pablo (Soria)

lunes, 6 de enero de 2014

102. LUCHANDO POR VUESTROS HIJOS 2ª PARTE



Hola!!! Soy la mamá del testimonio número 94. Me animo a volver a enviar nuestras aventuras en este mundo de las terapias alternativas.
Mi hija está a punto de cumplir 6 años y, llevamos ya 3 terapias intensivas en el centro de estimulación multisensorial CEI Barcelona (nos fue recomendado por una terapeuta del Hospital Sant Joan de Deu de Barcelona) y tengo que decir que estamos muy contentos con los resultados.
Se trata de terapias intensivas para gente que no viva en la misma ciudad durante las vacaciones del colegio (verano, navidad, semana santa….) y en cada intensivo que hemos realizado hemos notado cambios. En el primero notamos un cambio muy importante en el equilibrio, antes de realizar la terapia Emma no podía caminar sola por la arena blanda de la playa, cuando volvimos además de caminar casi corría!!!!
En el segundo intensivo notamos un cambio en la expresión, a pesar de que la vocalización todavía es un tema pendiente, empezó a expresarse muchísimo mejor, construyendo frases más complejas y siendo capaz de explicarte cosas como lo que había hecho en el colegio!!!! Esto nunca lo había hecho antes.
Y la última ha sido ahora para Navidad y, en ésta, aparte del cambio que han notado las terapeutas en ella (ya es capaz de abrocharse los botones y la cremallera, de cortar la comida, de cepillarse el pelo, a nivel motriz ha habido un cambio espectacular, ya sube y baja las escaleras ella sola…. )  de momento, hemos notado un cambio en su juego, en su capacidad de imaginación. También a nivel motriz es capaz de caminar sobre un castillo hinchable sin caerse!!! Ahora debemos esperar porque a medida que pasa el tiempo se van viendo más cambios.
Y lo mejor de todo es que Emma va contentísima. Le encanta, se lo pasa genial y para ella es como un juego súper divertido. Además las terapeutas son encantadoras.
Espero que con este testimonio ayude a alguna familia a ayudar a su hijo a tener una vida mejor.
Un abrazo.
 
María José

jueves, 7 de noviembre de 2013

101. MI HIJO HA DADO UN CAMBIO ESPECTACULAR


Mi hijo que ya está en 6º de primaria, ha dado un cambio espectacular.

En marzo recibió la terapia auditiva de Bérard y desde el primer día él mismo notó el cambio porque según me confesó ya la primera noche había dormido mucho mejor.Estuvimos dos semanas trasladándonos a la capital para recibir la terapia, esperábamos las tres horas entre sesión y sesión en parques y cafeterías donde hacía los deberes porque nos desaconsejaron regresar a casa en esas tres horas ya que la diferencia de altitud podía perjudicar al oído, pasó la tarde de su cumpleaños realizando la terapia y NUNCA protestó por ello sino todo lo contrario.¡Él  se estaba encontrando mejor!

Después de recibir la terapia Bérard no quiso seguir yendo al Gabinete psicopedagógico donde estuvo acudiendo durante 11 meses y a donde llegó con estrés en el aprendizaje y al borde de una depresión. La psicóloga no puso ninguna objeción porque vio que el niño estaba más fuerte emocionalmente, más seguro.
 
Ahora continúa haciendo terapia visual con el ordenador todos los días con un programa  que me facilitó el optometrista, pero su día a día ha cambiado una barbaridad, realiza los deberes solo en su habitación y me pregunta solamente las dudas (antes dependía totalmente de mí), organiza su material,sus deberes, sus tardes y se permite salir a jugar un rato con sus amigos cuando le queda tiempo libre cosa que antes nunca hacía porque llegaba la hora de cenar muchas veces y no había terminado con la tarea.
 
El curso pasado ya empezó a ir contento al colegio y eso fue muy importante para nosotros, ver que era feliz en el colegio y que los deberes no eran ya una tortura para él.
 
También ha mejorado mucho la letra ( la profesora le felicitó la semana pasada por la letra tan bonita que tenía) pero para ello tiene que escribir despacio y a veces le borran la pizarra antes de que haya terminado de copiar. Aprieta mucho cuando escribe y enseguida le duele la mano y tiene que parar, escribe con demasiada tensión.Creo que tiene que mejorar la psicomotricidad fina pero estoy perdida en este tema, siempre le mandaron hacer caligrafía y…no sirvió de nada. Además siempre le ha costado abotonarse las camisas, cerrar sudaderas con cremalleras...
 
Siempre tuvo más dificultades en Lengua y Matemáticas, sacó la semana pasada un 10 en un examen de potencias. Sé que es un resultado excepcional pero no te puedes imaginar lo contento que está. Hace dos años lloraba desconsoladamente y me decía que era tonto.
 
Julia (Las Palmas)
 

miércoles, 23 de octubre de 2013

100. NACE UNA ASOCIACIÓN PARA TODOS: LAZTANA. Primer encuentro en Bilbao, 19 de octubre de 2013.

Dada que ésta es la entrada número 100, nos permitimos una licencia a la hora de publicar un post que no es un testimonio como lo son los demás. Sin embargo, esperamos con ello conseguir muchos testimonios más de niños a quienes la asociación LAZTANA haya podido ayudar a alcanzar su recuperación.
(Padres con Alternativas)
 

Interés, entusiasmo, ganas de colaborar… se percibía entre los asistentes a la primera reunión de la Asociación para el Desarrollo y la Estimulación Infantil LAZTANA (en Bilbao el sábado, 19 de octubre de 2013).

Desde la organización quedamos enormemente satisfechas por la acogida que tuvo esta primera reunión de presentación de la asociación doblando nuestras expectativas con respecto a la asistencia.

LAZTANA nace para cubrir los siguientes fines:
- Concienciar, sensibilizar e informar sobre el desarrollo infantil.
- Fomentar el desarrollo infantil mediante terapias y métodos de estimulación.
- Fomentar el desarrollo infantil mediante el consumo de productos ecológicos y tratamientos biológicos.
- Realizar convenios y acuerdos con entidades destinadas a la producción y comercialización de productos ecológicos, tratamientos biológicos y terapias de estimulación infantil.

En nuestro encuentro surgieron ofertas por parte de los asistentes para colaborar en áreas como las terapias, el consumo ecológico, la educación, la etapa perinatal o la realización de una memoria de actividad.

También interesantes propuestas para organizar jornadas, grupos de apoyo a padres y talleres para compartir información y experiencias.

Aún estamos comenzando y necesitamos todo el apoyo y todas las ideas posibles. Cualquier sugerencia será bienvenida y desde aquí hacemos llamamiento a todos aquellos que podáis estar interesados en colaborar con LAZTANA.

Está en proyecto la creación de una federación de asociaciones con parecidos fines (os mantendremos informados de la evolución de este proyecto). Debemos agradecer a la asociación ESTIMA, de Andalucía, su gran labor y su andadura, que nos ha servido como aliciente y como inspiración para permitir andar a LAZTANA. ¡Gracias ESTIMA!

Pronto esperamos contar con una página web, una sede definitiva y poder así dar más datos para contactar e informarse sobre la asociación. De momento los datos de contacto de los que disponemos son los siguientes:

asociacionlaztana@gmail.com

https://www.facebook.com/#!/asociacionlaztana

Os dejamos unas fotografías del evento y un vídeo en el que podréis ver y escuchar la charla “El desarrollo infantil y cómo apoyarlo” dada en este primer encuentro de LAZTANA.

Rosina Uriarte (presidenta de Laztana Asociación para el Desarrollo y la Estimulación Infantil)





Vídeo charla sobre Desarrollo Infantil y cómo apoyarlo:

http://www.youtube.com/watch?v=CHotLjNatL0

domingo, 6 de octubre de 2013

99. PARA QUE OTROS PADRES VEAN QUE ESTAS TERAPIAS FUNCIONAN.


Hola.

En torno al mes de marzo acababa de iniciarme a través de este blog en las terapias alternativas, y estaba un poco perdida. Empezamos con distintas terapias a partir del mes de abril, y ahora, 6 meses después, ya veo por fin progresos evidentes en mi hija, y me gustaría que incluyerais esta carta en el blog de testimonios, para que otros padres vean que estas terapias, FUNCIONAN !!!!

Gracias a vuestra ayuda y a la de los distintos profesionales que están tratando a mi hija estos maravillosos cambios se están produciendo : contactamos primero con Eva Rodríguez, magnífica profesional que, además de trabajar con los movimientos rítmicos, nos ha guiado sabiamente por los distintos profesionales que cree pueden ayudar a mi hija, estamos haciendo un estudio y dieta con Ramón Garrido, un biomédico de Alicante que le ha quitado varios alimentos que le estaban haciendo daño, le ha hecho análisis de metales pesados en el pelo (le ha dado altísimo en aluminio, mercurio, plomo... en fin, un horror) y está tomando un tratamiento para conseguir que su propio cuerpo los vaya eliminando), hemos echo el SYNTONIC con Marta Cabranes, tenía también diversos problemas visuales de acomodación, dificultades en el procesamiento visual motor y visuoperceptivo (llevamos con ejercicios varios desde el mes de junio), y también hemos terminado la segunda fase con Lourdes Querol y la terapia Tomatis.

Todo como veréis muy intenso y agotador, pero también lo estamos haciendo tanto su padre como yo con mucha esperanza e ilusión. Y ahora vienen los cambios: mi hija ha dejado de chillar tanto para comunicarse, la veo actitudes más maduras (tenía 6 años, pero a veces parecía de mucho menos, era muy inmadura en sus emociones), tenía dificultades en la comunicación (hablaba muy rápido y alto, casi no se la entendía) y ahora veo que habla mejor, su tono es prácticamente igual que el del resto de los críos de su edad, está además más tranquila, más sensata, más "normal". Ha empezado de repente a preguntar "porqué" continuamente, se interesa más por el mundo, por la vida, canturrea canciones que yo desconocía que sabía, sus explosiones de ira son mucho menores, está mucho más contenta.
A nivel académico (terminó en el mes de junio con los profesores diciéndome que quizás sería mejor si repetía, que no avanzaba como el resto, tenía muchos problemas con la lecto-escritura(no reconocía la mayor parte de las letras y olvidaba lo que aprendía al rato, lo de leer a esas alturas era como imposible), malos comportamientos en clase, impulsividad, déficit de atención, problemas con los compañeros... y un largo etc) hemos vuelto después de un intenso verano de terapias y los avances son muy evidentes: ha comenzado a leer!!!, además su trazo para escribir es firme y limpio (antes del verano era emborronado y prácticamente ilegible), hace un par de días tuvimos reunión con los profes y están francamente admirados del cambio, su comportamiento con los otros niños ha mejorado muchísimo también (y por ende ellos con ella), menos impulsiva, más integrada, e igualándose a nivel académico con rapidez. Y sé que estamos solo empezando, y que queda un largo camino por recorrer... pero parece que por fin empiezo a ver la luz al final del tunel.

Gracias por todo, algún día espero estar entre las madres que escriben contando que MI HIJA YA ESTÁ TOTALMENTE RECUPERADA.

Un saludo,

Esther (Madrid)